No necesita introducción. En mi época de jugador regular, todos lo conocíamos por su apodo, el “curse”. Está en la lista de los deadliest artefactos del juego junto a titanes del estilo del Black Lotus, Phyrexian Processor (lo escribí como el culo seguro), Tangle Wire, The Rack y Nevinyrral’s disk. Carta obligada en casi cualquier mazo del bloque e indispensable en cualquier monoblack de descarte. Junto a The Rack, eran lo peor que te podían pasar mientras mandabas cartas de tu mano al cementerio. Se cansaban de meterte daño. Una vez que entraban en el juego, si no tenías nada que rompa artefactos, sabías que estabas al horno con papas.

Para colmo, el daño podía ser dirigido tanto a criaturas como a jugadores. Osea que si no te pegaba a vos, controlaba la mesa. Oriundo de Tempest hasta ahora jamás fue reeditado. RESPETO.

El arte de la carta es sublime por dónde se lo mire. En manos de otro maestro de Magic, Alexander Gregory (parece el nombre del pibito de ALF). Alexander tiene un portfolio inmenso de cartas publicadas, muchas de ellas comunes de mierda que servían sólo de relleno a los bloques, pero que sin duda todos nos acordamos porque no paraban de salir en los boosters. Sin embargo también se encargó de darle vida a cartas bien pulentas, tal es el caso de los planeswalker a los cuales les dió vida con su pluma. Les dejo un link de todas las cartas que dibujó y ustedes chusmean más fácil.

271

Título: Cursed Scroll
Artista: D. Alexander Gregory
Color: Incoloro.
Tipo de carta: Artefacto.
Expansión: Tempest.