April 2014

SUBUTTEO: Explorando las ruinas de los años 90

   subutteo_wc_94_inside

¿Se acuerdan del SUBUTTEO? ¿NO?. Yo tampoco. Así como nuestra infancia estuvo llena de productos culturales, videojuegos y juguetes realmente memorables, hubo otros que murieron en el olvido.

Por cada juego, serie , jueguete o película convertidos hoy en íconos de la cultura pop como “Super Mario Bros”, ” Sonic the Hedgehog “, las Ninja Tortugas Mutantes Adolescentes y demás, hubo también, toneladas de basura que murieron en el olvido.

La memoria, selectiva, sólo recuerda aquellas cosas que nos hicieron felices de alguna manera y lo que no, bueno, lo que no queda tirado en alguna parte del cerebro de difícil acceso. Alfred Hitchcock decía que el cine es como la vida pero sin las partes aburridas. Para mi la memoria es similar, sólo nos acordamos de las cosas que nos hicieron felices, o al menos, nos divertían.

Pero siempre hay un error en la matrix.

Vaya uno a saber por que mierda el otro día me levanté recordando un juego que ma habían regalado cuando era chico. El juego en cuestión era una especie de “fútbol de mesa” del cual no recordaba el nombre sólo que yo tenía la edición especial del Mundial 94. Sólo me acordaba de la caja. Si de un juego uno lo primero que recuerda es la caja, bueno, eso habla un poco de lo choto que debería ser.

La mano viene así. Estábamos cerca de navidad. No recuerdo si era el año 94, o el 95. Mi hermana ya había convencido a mis viejos que le regalasen una de esas muñecas tipo barbie pero que medían 1,50. La rosaura o algo así se llamaba. Era una cosa escalofriante. Un muñeco que parecía un niño. No sé a que mente perversa se le podía ocurrir semejante cagada de juguete. Recuerdo también una vez en casa, siempre que podía (y a escondidas de mi hermana mayor) la cagaba a trompadas.

Subbuteo_USA-94-Boxed-Set

Y no, no estaba sublimando una tendencia violenta con el género femenino, simplemente estaba expresando mi miedo, a tener una (nueva) hermana de plástico.

Cuestión que yo aún no tenía muy decidido el regalo. Pero seguro que me habían preguntado por algo y yo les había contado a mis viejos de un juego que tenía un amigo. Era como una cancha de fútbol de plástico, con jugadores y todo. Con unos botones antrás del arco uno movía al jugador para que le pegue a una pelota. Todo cerrado por una burbuja de acrílico. Cuestión que uno iba apretando los botones y cada tanto se podía hacer un gol.

Ya pueden ver lo mal que lo estoy explicando ahora, imagínense lo mal que se los expliqué a mis progenitores cuando tenía 8-9 años.

Con esta escasa cantidad de información y errática descripción es como mis padres llegaron al Subbutteo, vícitmas de un juguetero inescrupuloso que vió en estos dos desorientados adultos, la chance para sacarse de encima el perno que tenía en sus estantes desde hace algún tiempo.

El Subbuteo era un juego de mesa, pero de fútbol. Una especie de simulador de fúbtol analógico y de mesa. Pobre, el futuro comercial estaba condenado al caer en un país dónde el Metegol era amo y señor. No sé si alguno de ustedes lo recordará o no. Si se lo olvidaron, bien por ustedes, no desentierren jamás ese recuerdo. No vale la pena.

usa-94-away-action

Venía con una felpa verde de 1m X 1m con el dibujo de una cancha, 22 jugadores, arcos y un par de pelotas. Los jugadores venían con una base con forma de semi-esfera. El chiste era pegarle a los jugadores con las puntas de los dedos para moverlos y así pegarle a la pelota. El juego era un embole.

  • Primero y principal que la felpa en la que se jugaba tenía que estar en una mesa plana para que no tenga arrugas, sino la “cancha” dónde jugabas parecía un estadio chileno después del terremoto(?). Esto era una pinga porque en mi casa la única mesa que había era redonda y la felpa no entraba ni en joda.
  • Segundo, todas las instrucciones del juego estaban en inglés. Por entonces la única que hablaba inglés en mi casa era mi vieja y creo que lo tenía un poco oxidado porque me leyó cualquier mierda.  Osea que encima, no sabía las reglas del juego.
  • Tercero, yo el único niño que tenía cerca era mi hermana y ni en pedo iba a jugar a un juego que simulaba ser fútbol. Osea que al Subutteo de mierda tenía que jugar sólo.
  • Cuarto, lo muñecos eran bastante frágiles y yo, bastante bruto. Lo cual al cabo de un tiempo desembocó en que medio equipo sólo fuesen una base con dos pies. El resto del jugador estaba en el banco de suplentes.

Así fué como el Subbuteo se convirtió en uno de esos regalos fallidos con el cual uno nunca pudo divertirse. Un jueguete aburrido en el cuarto de un niño, tiene poco futuro. Así es como la pomposa caja se fué derecho al fondo del baúl de los juguetes. Luego de unos meses sólo usaba la felpa que oficiaba de cancha como campo de batalla para diferentes guerras entre muñecos articulados.

Un año depués el SEGA llegó a mi vida(?) y junto con el el FIFA 96 y al poco tiempo, el para nada querido Subutteo sucumbió al olvido.

PD: Parece que el juego es muy popular en el Reino Unido y Europa. Obvio, en dónde mierda sino puede funcionar semejante embole. Les dejo un par de video para que vean la emoción rutilante de jugarlo.

Ciencia Ficción al Palo Vol.2

Volvemos con más tapas de algunos clásicos de la ciencia ficción. Esta vez todas son de la editorial Panther. Editorial norteamericana que se dedicó a imprimir durante varios años libros del género. Algo así como la ed. Minotauro pero gringa. La cosa es que por esos años, las tapas de los libros eran la bomba loca. Predominaba la ilustración como técnica principal y los resultados están a la vista.

van_vogt pohl heinlein farmer2 farmer dick bradbury asimov

Publicidad de las Tortugas Ninjas

tortugas_ninja

Ellos son y serán mis super héroes favoritos. Porque son adolescentes, mutantes y ninjas. Y son tortugas. Como las que te regalaban de chico. Y comían pizza y vivían en alcantarillas.

Esta es una publicidad que casualmente la encontré en un comic de “The Toxic Avenger”. Me pareció muy simpática para compartir. Y lo hago acá porque no tengo tumblr.

Pizza Shaped Marshmallows in ninja turtles cereal.

Nada más que decir.

La carta favorita de la semana: Spindrift Drake

Hay cartas notables y hay cartas de mierda. Cartas que trascienden su expansión y quedan en la historia de Magic. En cambio hay otras que no son usadas ni siquiera en un puto mazo principiante. Cartas que nadie recordará y cuyo lugar en la historia es una caja de comunes abandonada por ahí.

A fin del año pasado un amigo que no jugó jamás Magic me trajo de regalo, una caja de comunes que en alguna ocasión dejé en su casa. Creo que se las había dado para que vea el arte de las cartas, ya que mi amigo, llamémoslo Malunchi para proteger su identidad(?), por esa época estudiaba diseño gráfico. Como decía, en ocación de una reunión de fin de año Malunchi me trajo la caja de comunes con una sorpresa. Un booster sin abrir de Stronghold. Expansión del bloque Tempest de la cual recuerdo vagamente algunas cartas por ejemplo Megrim: Un encantamiento que hacía 2 daños al oponente por cada carta que se descartase.

Sin embargo creo que nunca durante mi época de jugador abrí un booster de Stronghold. Esta vez me dí el gusto. Abrí el sobre (momento mágico) y adentro había quince cartas como siempre, ninguna memorable, pero todas con una particularidad que representa a la expansión: Un gran arte. Si, todas las cartas de Stronghold tienen dibujos MUY buenos. Así que sin más elegí un par y las escanié.

Sin más, con ustedes, el Spindrift Drake, una carta que de no ser por ese mantenimiento horrible, le hubiese hecho sombra a los Savanna Lion. Pero el destino quizo que fuese una carta de mierda. Pese a todo,  el dibujo y el nombre son lo más, así que va para la favorita de la semana. 

Título: Spindrift Drake
Artista: Anthony S. Waters
Color: Azul.
Tipo de carta: Criatura Draco(?).
Expansión: Stronghold

sindriftDrake