captainplanet2

Ante la destrucción del mundo occidental, Wiki, la CEO protectora del orden global, buscó a cinco jóvenes para que sean los portadores de los anillos de poder. Cada uno contiene la fuerza de un elemento natural: fuego, agua, tierra, aire y subdesarrollo. Cuando esos poderes se unen, convocan al Capitán New World Order, un suprahumano con poderes absolutos para combatir el mal que azota sobre la forma de vida occidental y la propiedad privada.

Wiki encontró a cinco chicos, uno por cada continente, y formó a los Guardianes del Nuevo Orden Mundial.

De América del Norte: LibreMercado.
De la Federación Rusa: FreePussyRiot.
De Asia: Greenpeace A.K.A. NiñaONG.
De África: MinoríaRacial.
Y de América Latina: PatioDeAtrás -o como lo llaman cariñosamente sus amigos, EconomíaPrimaria-.

***

Era otro día tranquilo en el call center del Nuevo Orden Mundial. Todo era alegría mientras los niños guardianes jugaban al ping pong, a la playstation y twitteaban desde sus teléfonos. Hasta que pasó lo inevitable. Rugió la alarma.

–El mundo está el peligro –dijo LibreMercado, un muchachito joven y de pelo colorado con acento yanqui.

–¡Rápido! debemos verificar qué sucede –respondió FreePussyRiot, la feminista sobreviviente de la Federación Rusa que marca de forma excesiva las R al hablar.

–Yo pondré en marcha el avión –afirmó MinoríaRacial, el sobreviviente del genocidio en Ruanda.

Justo en ese momento Greenpeace, también conocida como la NiñaONG[1], salió del baño y escuchó la conversación.

–¡Esperen! Voy a buscar a PatioDeAtrás –dijo en tono asiático. Cuando llegó a la cocina encontró a su compañero limpiando los platos del almuerzo.

–¡PatioDeAtrás, sonó la alarma! Tenemos que salir ya mismo, dejá todo como está.
–¡Pero aún me faltan los baños! –respondió PatioDeAtrás.
–No te preocupes, los puedes lavar cuando regresemos.
–Gracias Niña ONG ¡Qué lindo es trabajar en equipo! Ambos se estrecharon en un abrazo y corrieron hasta la nave. Llegaron para cuando el resto de la comitiva estaba abrochándose los cinturones.

–¿Qué pasó? –preguntó PatioDeAtrás. LibreMercado y FreePussyRiot se miraron. Luego giraron la cabeza y miraron a PatioDeAtrás al cual llaman con cariño EconomíaPrimaria.

–Escuchá bien, EconomíaPrimaria ¡Hubo otro ataque del General Populismo!
–¡No puede ser! –

El corazón de PatioDeAtrás se detuvo un segundo y compungido, inclinó la cabeza y la llevó hasta sus manos. Sollozando miró al resto de sus compañeros

–¿Cuándo aprenderá mi continente a vivir tranquilo en una República Democrática? –MinoríaRacial se acercó a él y lo abrazó.
–Mírale el lado positivo… al menos no tienen un ataque por semana del Comandante Genocidio –dijo, intentando calmar los ánimos del pobre niño tercermundista.

Entre lágrimas, PatioDeAtrás encontró la mirada paternal y esperanzada de MinoríaRacial y se tranquilizó un poco. LibreMercado tosió para llamar la atención del grupo. En la pantalla central de la nave, apareció la imagen de Wiki, suma del conocimiento mundial y CEO del grupo de Guardianes.

–Estimados Guardianes, estamos en problemas, como se habrán podido imaginar. Argentina se encuentra bajo el azote del General Populismo y sus secuaces. Debemos actuar antes de que ocurra una tragedia. De ser necesario, no duden en invocar al Capitán New World Order. Es preciso que evitemos que este flagelo se expanda por el continente y contagie otras naciones. –

Finalizada la última frase, el monitor se apagó y el grupo continuó el viaje.

–No te preocupes, PatioDeAtrás. Vamos a combatir el flagelo del General Populismo en tu continente y construiremos una América Latina pujante, alineada con el Nuevo Orden Mundial. Nada puede detenernos cuando trabajamos en equipo.

–Gracias LibreMercado, tus palabras tranquilizan mi pobre corazón subdesarrollado.

La nave continuó su viaje hasta la zona de conflicto. Aterrizó en el medio de la ancha Avenida 9 de Julio dónde se veían los rastros de la destrucción.

–Estén atentos, podemos encontrarnos con el enemigo en cualquier momento. –dijo serio Libremercado, mientras FreePussyRiot sacaba fotos con su teléfono y las subía a Instagram.

–Saquémonos una selfie grupal, así la subimos a la cuenta oficial de Twitter de los guardianes. –dijo MinoríaRacial.
Todo el grupo se acercó, se apretujaron un poco, pusieron cara de contentos y MinoríaRacial pulsó la pantalla de su teléfono. En ese preciso instante, una explosión golpeó al grupo y los hizo volar por el aire. Los cinco guardianes cayeron a una considerable distancia de cada uno. El primero en levantarse fue MinoríaRacial, que logró divisar dos figuras entre el humo. Caminó agachado hasta el cuerpo tendido de la NiñaONG que yacía en el pavimento. Con un poco de esfuerzo logró levantarla. Las figuras estaban cada vez más cerca. Al lado suyo escuchó la voz de FreePussyRiot y la vió hacer feurza para levantar a Libremercado.

–No veo a PatioDeAtrás. –dijo la NiñaONG. –Voló con la explosión pero debe estar cerca ¡Maldición! –Soltó MinoríaRacial.

Las sombras ya habían dejado el camuflaje del humo y estaban a unos escasos metros de ellos. Los chicos los reconocieron.

–¡Son los malvados de Corrupción y GastoPúblico! –dijo LibreMercado –¡No puede ser, los habíamos derrotado en los 90! –respondió FreePussyRiot.

Corrupción y GastoPúblico estallaron de la risa.

–No pueden con nosotros muchachitos, tenemos al General Populismo de nuestro lado, quien nos ha revivido para azotar a este país.

–¡Los haremos pacottilla! –dijo MinoríaRacial mientras empuñaba su anillo de poder y movía las entrañas de la tierra debajo de los pies de los dos villanos, abriendo una grieta que amenazó con tragárselos. LibreMercado activó su anillo de fuego y los atacó con una llamarada, mientras que FreePussyRiot invocó un viento voraz que alimentó la llama y la convirtió en un tornado de fuego. El tornado impactó a los dos villanos y los revoleó hacia la grieta abierta por MinoríaRacial en la avenida. La NiñaONG con su anillo de poder sacó agua de las cloacas de la Av. 9 de julio y convirtió la grieta en un pantano de arenas movedizas que atrapó a los dos villanos.

–¡Los atrapamos idiotas! ¡No pueden con nuestro poder! –En ese instante una risa estruendosa cubrió toda la avenida. Los guardianes reconocieron la voz.

–¡GENERAL POPULISMO! –Gritaron al unísono.

La figura con boina y traje militar apareció por la avenida. Llevaba en sus brazos, desmayado, a PatioDeAtrás. LibreMercado gritó y enarboló una flama sobre su cabeza que lanzó contra el General Populismo. Sin mosquearse el villano paró la flama con su mano.

–¡Estás loco LibreMercado! Pudiste cocinar vivo a PatioDeAtrás. –Gritó FreePussyRiot – Yo, no me di cuenta… –Eres un imbécil. –

El General Populismo volvió a reírse.
–Ahí los tenés a la manga de pendejos individualistas. No pueden conmigo, soy la fuerza de un continente, de un pueblo que se levanta contra la opresión. Denme sus anillos, o de lo contrario su amigo PatioDeAtrás, morirá por cipayo.

Los guardianes se miraron entre ellos y sin muchas opciones se quitaron los anillos. Pero en ese preciso momento PatioDeAtrás despertó y con un movimiento veloz le encajó un codazo en el estómago a Populismo que quedó doblado en el piso de dolor.
– ¡Ahora, amigos! es momento de llamar al capitán New World Order. –Gritó PatioDeAtrás, mientras empuñó su anillo al cielo.

Y los cinco guardianes, empuñaron sus anillos al cielo al unísono.

–¡POR EL PODER DE MILTON FRIEDMAN! –Gritaron, mientras elevaban sus sortijas al cielo. Un haz de luz salió de cada anillo y se unificaron en uno, formando un arco iris del cual emergió el Capitán New World Order (N.W.O.)

–Han peleado de forma valiente, guardianes. Ahora dejen que yo me encargue de este mequetrefe populista. –dijo N.W.O. –¡Adelante Capitán confiamos en usted! –dijo PussyRiot mientras tomaba una foto con su smartphone.

El capitán voló por el cielo de Buenos Aires, tomó impulso y embistió a Populismo sin miramientos. Sin resistencia de su oponente le propinó un par de golpes que lo dejaron grogui. Los guardianes festejaron el triunfo fácil. El Capitán N.W.O. encadenó a Populismo y le puso una capucha negra. Dejó a Populismo a cargo de MinoríaRacial y fue a buscar a sus secuaces que seguían atrapados en el pantano. En ese momento Populismo golpeó a MinoríaRacial e intentó huir, pero la NiñaONG sacó una Taser Gun de su cinturón multiuso y le propinó una descarga eléctrica coartando el intento de fuga.

–Con esto no se va a poder mover más –dijo. PatioDeAtrás aprovechó y le pateó las costillas. –Esto es por tomarme de rehén a mi y a mis hermanos latinos ¡Sufre maldito Populismo!

Mientras tanto el Capitán N.W.O. encadenó y encapuchó a los otros dos secuaces de Populismo.
–PatioDeAtrás, no seas revanchista. La justicia hará lo suyo.

Los guardianes rieron a carcajadas.

Junto con el Capitán N.W.O. subieron a Populismo y sus secuaces a la Nave. Justo cuando sobrevolaban las aguas del Río de La Plata el Capitán alzó la voz.

–Abran la compuerta Guardianes. –dijo serio. –¡Como usted diga, Capitán! Respondió LibreMercado que oprimió el botón de la compuerta lateral de la nave.

–Ven PatioDeAtrás, es hora de que hagas Justicia. –Dijo el Capitán.
PatioDeAtrás se acercó al Capitán que sostenía a Populismo y sus secuaces encadenados y encapuchados al borde de la nave. –¡Patéale el trasero a Populismo! –¡Sí, Capitán!

PatioDeAtrás le pegó un puntapié al General Populismo, que salió despedido del nave y cayó encadenado al Río de la Plata. El Capitán arrojó a Corrupción y GastoPúblico por la borda. LibreMercado cerró la compuerta de la nave.

–Esperemos que se hundan por el peso de las cadenas. –Afirmó FreePussyRiot. Hubo un instante de silencio.

–¡Ahora si saquémonos todos una selfie grupal! Dijo MinoríaRacial.

Los Guardianes y el Capitán se acercaron a LibreMercado que seguía al timón de la nave y se tomaron la selfie. FreePussyRiot la subió a su cuenta de Instagram “La satisfacción de hacer un buen trabajo en equipo”, puso como comentario en su propia foto.

–¿Qué tal si vamos a Starbucks a festejar? Preguntó PatioDeAtrás.
–¡Si, me encanta! Yo quiero un Cinnamon Dolce Latte.– Bramó LibreMercado.
–Bueno pero después de eso volvamos al Call Center que PatioDeAtrás todavía tiene que limpiar los baños. –Espetó la NiñaONG.

Y todos rieron a carcajadas.

Fin.

[1]: Para sacar el acento asiático típico se recomienda al lector reemplazar las letras R de los diálogos de NiñaONG por la letra L.