El sábado pasado, después de varios intentos fallidos, volví a jugar un torneo de Magic. El post de Sebastián sobre Budget Magic me dejó re manija y dije “ya fue todo, es hora de volver”. Es raro el lime que tengo con Magic porque si bien siempre estuvo ahí, como algo fundacional de mis gustos, en realidad pasé más tiempo sin jugarlo que jugándolo. Pero no me quiero ir por las ramas y voy a dejar toda mi historia con Magic para otro post.

El fin de semana que pasó después de años volví a jugar un torneo de Magic con un mazo propio. Seba me pasó un deck list budget que encontró en MTG Goldfish. Lo miré un rato y me encantó. Rojo/Azul, combo, sencillito de entender y con un valor estimado u$s 90 dólares. Todo muy dentro de mis posibilidades.

Me armé usuario en Magic Lair (sitio venta online argento), hice la lista del mazo y me lo compré. Me terminó costando U$S 160 dólares en vez de U$S90 pero son las inevitables vicisitudes de vivir al sur del Paraguay. Lo tuve listo para el fin de semana.

emrakul_the_aeons_tornpossibility_storm endless_one

El núcleo del mazo es jugar el combo de Possibility Storm y Emrakul the aeons torn , que te permite castear gratis al mostro aniquilador y una vez adentro del juego te deja al borde de una victoria segura. Todo el truco del mazo es activar el combo para meterle a Emrakul por el culo(?) al oponente. Si funciona bien podés ganar en el 3º turno, sino, la chupás.

Los nervios fueron en aumento a medida que se acercaba el sábado. No tuve tiempo de testear el mazo salvo por un par de partidos en Coockatrice, la versión libre y lumpen de Magic Online.

Dima_Games

Entonces llegó el día indicado, Seba me pasó a buscar y caímos en Dima Games para jugar, calate el nombre del torneo, el LAST CHANCE para clasificar al nacional. El formato del torneo fue bien clásico. Cuatro rondas con Top 8. El ganador se ganaba un pase al nacional. Un torneo que prometía tener a toda la crema del looserismo magiquero. No nos equivocamos.

Entré a Dima y me volví a topar con un mundo del cual había desaparecido durante años. El mundo de Magic. Para mi sorpresa sigue todo más o menos igual. Doscientos chabones con fobia al jabón y olor a culo encerrados en una comiquería un sábado a la tarde. Ni una sola mujer. Bueno sí, la dueña del local. Una señora muy amable de unos sesenta años.

Los jugadores de Magic siguen casi todos iguales. Raros. Se visten todos más o menos como yo me vestía a los dieciséis años: Jean Wrangler Montana, o Jogging, remera ultra gastada y buzo de polar. Como siempre mucho freak (que me sorprenden a mi que estuve rodeado de freaks toda la vida) algún que otro banana (siempre hubo bananas en Magic es inevitable), algún que otro chabón con onda (tre de cada cien más o menos) y los infaltables NPC que uno no sabe que carajo hacen ahí porque no juegan, no compran nada, no hablan con nadie pero se quedan todo el rato parados mirando todo. Todo más o menos igual que en el año 2000 cuando yo jugaba torneos.

Me inscribí en el torneo y me sorprendí al enterarme de que mi número de DCI seguía activo. Sin más rodeos a jugar el LAST CHANCE, por una clasificación al nacional.

Dima_games_2

El primer partido metí el combo y gané. En los torneos los partidos se juegan al mejor de 3. Después de ganar el primer partido con el combo me sentí que en un par de partidos más ya estaba jugando la final del mundo. Después, obvio, pechie y terminé 2-1.

El segundo partido jugué contra Seba, que tiene un POX contra el cual no tengo ninguna chance porque tiene todo basado en descarte y adiviná que, sin cartas no hay combo. Abajo 2-0. Además en un momento se me puso a hablar un chino siome que me distrajo, me sacó del partido, perdí la concentración y a la mierda. Todo mal.

El tercer partido arranqué ganando el primero. Metí el Emrakul like a boss pero, de nuevo, pechie en los dos partidos siguientes. El segundo lo perdí claramente por noob con un error garrafal al no jugar la Possibility Storm, sabiendo que mi oponente tenía un Disenchant en la mano. La propia habilidad de mi carta le hubiese randomizado el Disenchant y en una de esas activaba el combo lo más tranquilo. Cosas de rookie.

Las veces que funcionó el combo, mi rival no tuvo chance, el resto de los partidos, naufragué entre intentos vanos de robar el combo y dudas de principiante. Todavía me falta jugar mucho para agarrar ritmo. Pese a eso el mazo está buenísimo. Aunque terminé quinceavo sobre quince jugadores (más looser imposible) la experiencia de volver a jugar Magic con un mazo propio en un torneo oficial no la tenía desde 2002. La adrenalina de jugar, la nostalgia, la emoción, sigue todo ahí como el primer día. Eso, posta, no tiene precio.

Dima_games_PPTQ

A diferencia de otros intentos, esta vez tengo el mazo, estoy jugando en un formato que no cambia de cartas muy seguido (Modern) lo cual me va a permitir jugarlo y tunearlo de a poco. Me da tiempo de ponerme cómodo. El próximo paso es jugar otro torneo y mejorar esta performance. No parece muy difícil, pero, nunca se sabe. Esta nueva incursión en Magic va a ser un camino largo. Tengo como objetivo jugar el nacional el año que viene.

Para eso tengo que jugar varios torneos durante el año, meter varios Top 8, ser constante con el juego e ir mejorando. Esta vez tengo la edad, la guita y la compañía de mi amigo Sebastián Casas, con quién nos hicimos amigos jugando Magic en la escuela, para lograrlo.

El sueño está ahí. Mientras tanto, de fondo, suena este temazo de Journey.

Decklist:

Creatures (2)
1x Endless One 
1x Emrakul, the Aeons Torn
Spells (36)
4x Faithless Looting
4x Lightning Bolt
4x Peek
4x Sleight of Hand
4x Izzet Charm
4x Mana Leak
4x Pentad Prism
4x Pyretic Ritual
4x Possibility Storm
Lands (22)
7x Island
9x Mountain
4x Shivan Reef
2x Tolaria West
Sideboard (15)
2x Tormod’s Crypt
2x Dispel
2x Swan Song
2x Pyroclasm
1x Shatter
2x Sudden Shock
2x Anger of the Gods
2x Crumble to Dust