¡Eh gordo, andá al arco! Típica frase que nos dijeron de chicos, sobre todo a los que éramos rellenitos, que se volvió ley en cualquier canchita o plaza del barrio ¿Cuantos partidos jugamos con las ganas de demostrar que podíamos hacer una buena jugada, tirar un caño y por qué no hasta clavar una chilena, pero terminábamos sucumbiendo bajo los tres palos?

¿Cuántos partidos pudimos haber ganado si en vez de mandar al gordo, mandábamos al más osado al arco? Capas el gordo nos salvaba, era un nueve de área nato o un central con más marca que un auto de TC. Cosas que nunca vamos a saber.

Puesto loser por excelencia, bastardeado hasta por el mismísimo Maradona, villano de cada encuentro, es el que debe impedir los goles, las alegrías y la felicidad de los partidos. Es el raro, anormal, el único jugador que puede agarrar la pelota con las manos, el que no sale en las tapas de los triunfos, el solitario, el…loco.

Después de mucho pensarlo, llegué a la conclusión de que para ser arquero tenés que estar un toque limado. Tenés que tener los huevos bien puestos para querer que te caguen a pelotazos, para poner la trucha los días helados y sentir el cuero partiéndote la jeta a toda velocidad. Para zambullirte al cemento, pasto, tierra, sintético o parquet, sin esperar nada a cambio. Tenés que estar un toque de la gorra para querer sufrir todo eso, partido tras partido.

Porque podés atajar diez mano a mano increíbles, pero si te comes el gol sobre la hora te van a putear de arriba abajo. Así y todo tiene ese gustito genial, esa adrenalina de sentirte Schwarzenegger en Commando y creer que podes vos solo contra todo el mundo. Que por más que enfrente este Steave Hyuga o Cristiano Ronaldo te chupa un huevo por qué vas a poder frenar lo que sea. Es sentir que podes salvar las cagadas de los demás y quedar como un campeón. O ser el manos de manteca que caga todo.

A lo largo de mi vida siempre me gusto observar y tratar de analizar a los distintos movimientos de los arqueros. Si sale a cortar bien los centros o se queda mirando a ver si pasa un Ovni. Si es rebotero, si al achicar da esa sensación de transformarse en La Mole, o incluso si sale con alguna patada de más, al mejor estilo Hitmonlee.

Delirantes e innovadores los arqueros también han sabido ponerse a la moda, o al ridículo. Esta es una de las pocas ventaja del puesto. Te podés poner la casaca que se te cante. Si con los pibes del barrio o del laburo se anotan en un torneo y todos quieren jugar con la camiseta de All Boys, vos si queres te pones la de Comu, total lo único importante es que te distingas del resto.

1261

“Pablo Aurrecochea, actual arquero de Atlanta, se ha distinguido por elegir camisetas copadas.”

Por eso hoy les traigo cinco arqueros que han atajado en el fútbol argentino y que se han destacado por todas estas características: Delirio, Personalidad y capacidad técnica. Pero principalmente por estar de la gorra. Cinco arqueros que pude ver de chico y que por algún motivo siempre me llamaron la atención. No todos han sido campeones de copas internacionales, ni se han destacado por ser los mejores. Pero si les aseguro queridos amiguitos que estos personajes cumplen con todos los requisitos nombrados anteriormente, sobre todo, el de tener problemas en la azotea(?).


NUMERO 5

Chiquito_Bossio

CHIQUITO BOSSIO

Carlos “chiquito” Bossio atajo en nueve equipos a lo largo de su carrera. Pero sin duda alguna que sus mejores momentos los vivió en Estudiantes y en Lanús. Con “el pincha” entro en el record argentino al ser el primer arquero en convertir un gol de cabeza, el 12/05/1996 contra Racing por el campeonato Clausura. En “el grana” salió campeón en el Apertura del 2007, siendo el primer campeonato local de Lanus.

Estadísticas

Altura: 1.95 m

Movimientos: 8 pts. Arquero bastante ágil por su altura, su debilidad eran los disparos a ras de suelo.

Nivel de Locura: 8 pts. Tuvo su pico máximo en un partido contra Almagro, cuando le aplico a Castaño la patada voladora de Liu Kang.

Look:  3 pts. En su época en Estudiantes usaba el típico buzo noventero multicolores (a veces hasta se ponía una gorra que parecía un canillita). Ya de más grande con las chapas largas, se volcó por la clásica vinchita.

Momento Épico: 10 pts. Su mejor momento fue el gol de cabeza a Racing . Sirvió para empatar el partido y así mantener la punta en ese torneo, aunque finalmente lo ganara Vélez.


NÚMERO 4

Mono_Burgos

EL MONO BURGOS

German Burgos comenzó atajando en Ferro, pero fue en River donde realmente se destacó por sus atajadas. Una de sus principales virtudes eran los mano a mano. Solía imitar al loco Gatti al hacer la de Dios, tapada que consiste en arrodillarte ante al rival y extender los dos brazos para poder achicarle el ángulo de tiro.
Después de jugar cinco años en River pasó al Mallorca de España, donde atajó 18 partidos, para luego ser vendido al Atlético de Madrid, donde se vio al mejor mono. En total consiguió 5 campeonatos locales con River, 2 internacionales (Copa Libertadores y Supercopa) y un torneo de segunda división con el Atlético.


Estadísticas:

Altura: 1,88 m.
Movimientos: 9 pts. El mono era muy bueno para salir a cortar centros, mano a manos y de muy buenos reflejos. A veces le jugaba en contra atajar muy adelantado.
Nivel de Locura: 10 pts. No solo a la hora de calentarse se ponía loco el mono. Cuando tenía que atajar, no le importaba nada con tal de parar la pelota o hacer un show. Es tan así que defendiendo el arco del Atlético se come un gol de tiro libre por querer atajarla con el pecho. En la actualidad, como ayudante del Cholo Simeone , se lo ha visto más de una vez querer irse a las manos.

Look: 8.5 pts. Si bien en la época que atajó en River sorprendió con un buzo violeta y el mismo bulldog que usaba Chilavert, su look más llamativo lo utilizó en el Atlético. Gorra, con vincha abajo, y las medias encima de los pantalones. Y no nos olvidemos de las chapas teñidas de rubio. Claramente al mono no le importaba nada.
Momento Épico: 9 pts. Clásico entre el Atlético y el Real. Figo delante de la pelota, hasta ese momento no había fallado ninguno, dispara y… El mono lo tapa con la trucha!!!


NÚMERO 3

Gato_Sessa

EL GATO SESSA

Gaston Sessa llego a jugar en doce equipos diferentes, tanto en Argentina como en España y Ecuador. Pero sin duda alguna que sus mejores momentos los vimos en Vélez y en Gimnasia. Ágil y de reflejos muy rápidos, lo que más destacó al Gato en todos los equipos que jugó es su temperamento. Es que Sessa señoras y señores siempre estuvo de la cabeza.
Varias son las historias de este personaje y van desde agarrar a un árbitro por el cuello (cosa que le valió diez fechas de suspensión), golpear a dos alcanza-pelotas, irse a las manos con un compañero, o pisar rivales. Pero sin duda alguna que su momento sublime fue el planchazo que le dio a Rodrigo Palacio en la cara jugando un Boca – Velez por copa Libertadores.
En la actualidad, con 43 años, sigue atajando en Villa San Carlos de la B metropolitana.

Estadísticas:

Altura: 1, 85 m.
Movimientos: 9 pts. Muy rápido de piernas a la hora de salir en los mano a mano. Las voladas y los reflejos rápido siempre fueron su fuerte.
Nivel de Locura: +100 pts. Varios fueron los momentos donde el gato se deschaveto y lo invadió la violencia. Pero como mencionamos arriba, la patada a Palacio se lleva el puesto número 1.

Look: 7 pts. Casi siempre se destaco por mantener la misma apariencia, pelo largo y vincha. Los buzos que utilizo siempre estaban acorde a los equipos donde jugaba, pero sin lugar a duda que el mejor que tuvo fue el de Gimnasia donde se podían ver la garras de un Gato arañando.
Momento Épico: Para demostrar que no todas son malas. Vamos a destacar un partido donde Gimnasia y River empataron 0 a 0 en el Apertura 2008, torneo donde Sessa fue elegido como el mejor del futbol argentino ganando así el premio Ubaldo Matildo FIliol. Esa tarde el gato bajo la persiana del arco y no dejo pasar ni una.


NÚMERO 2

Navarro Montoya

EL MONO

Carlos Fernando Navarro Montoya fue uno de los mejores arqueros que atajaron en la década del 90. Emblema y figura de Boca Juniors, se supo ubicar entre los máximos ídolos del conjunto xeneize al conseguir 6 títulos en la institución y disputar 397 partidos. Además supo custodiar los palos en doce equipos más tanto en Argentina como en otros equipos sudamericanos y europeos, aunque no corrió con la misma suerte ya que sufrió cuatro descensos, Extremadura (1997), Mérida (1998), Tenerife (2000), Nueva Chicago (2007), Olimpo de Bahia Blanca (2008).
El mono fue nombrado como el sucesor de Gatti, uno de los mejores arqueros del país, y vaya que lo demostró ya que era muy similar por su forma de atajar y por su look extrovertido.

Estadísticas:
Altura: 1.85 m
Movimientos: 9 pts. Rápido de piernas, con buenos reflejos y volador , Navarro Montoya sin duda fue uno de los mejores en su época, tal vez su punto débil era que atajaba adelantado y eso le hizo valer unos cuantos goles en contra. Especialista en tapar penales.
Nivel de Locura: 3 pts. Si bien tuvo algún que otro encontronazo en los medios, siempre fue bastante leal y tranquilo a la hora de jugar. Sus mejores locuras se las vio en la televisión, “actuando” en publicidades bastante berretas.


Look: 10 pts. Pelo largo con terrible pileton y buzos multicolores fue el look tradicional del mono, pero sin duda alguna su mejor indumentaria fue el conjunto que lo tenía a él en forma de caricatura manejando un camión.
Momento Épico:  Apertura ’92, clásico contra River. Boca ganaba 1 a 0 y se mantenía en la lucha por el campeonato, cuando el árbitro Loustou decide “inventar” un penal para el conjunto millonario. Hernan Diaz dispara, y el mono es el que ataja. Ese campeonato Boca lo gana con 27puntos, y River termina segundo con 25.


NÚMERO 1

Chilavert

CHILA

José Luis Félix Chilavert, fue sin duda alguna el ejemplo cabal de lo que implica la locura del arquero. Además de sus características y grandes virtudes a la hora de defender los tres palos (fue elegido como mejor arquero del mundo en tres ocasiones), chila tenia gol. Entre tiros libres y penales que ha pateado convirtió 64 goles, siendo así el segundo arquero más goleador de la historia.
En total atajo en 7 clubes distintos, mas la selección de paraguaya, donde siendo capitán la hizo clasificar a los mundiales Francia 98 y Corea Japon 2002 , teniendo grandes actuaciones.
A la hora de hablar, fue de los personajes más polémicos que tuvo el futbol argentino, y también el futbol mundial. Sin pelos en la lengua, Chilavert no tenía ningún problema en decir que era el mejor de todos, ni tampoco de enfrentar a la prensa o algún rival ya sea yéndose mano a mano o a los gargajos limpios. Si nó preguntenlé a Roberto Carlos.

Su mayor rendimiento lo tuvo cuando atajo en Velez Sarfield, donde consiguió 9 títulos , incluyendo copa Libertadores e Intercontinental donde sus actuaciones fueron clave (Contiene un penal en la final ante Sao Paulo).
Siempre fue de físico bastante grande y en sus últimos años se puso cada vez más ancho. Chila fue la revancha mítica de aquellos gorditos que han sido mandados a atajar en contra de su voluntad.

Estadísticas:

Altura: 1.90 m
Movimientos: 10 pts. Chila tenia de todo, achicaba muy bien, no daba rebotes y volaba de una manera espectacular. Era muy bueno atajando penales y además le agregaba el hecho de que tenía gol.
Nivel de Locura: 10pts. Si hay algo que también caracterizo a Chilavert fue su locura adentro y fuera de la cancha, donde se agarro a las piñas con distintos rivales y hasta garceó a Roberto Carlos en el final de un Paraguay Brasil.

Look: 5 pts. Siempre con el pelo corto, y hasta rapado nunca fue de cambiar su aspecto. Para destacar, su clásico buzo con un bulldog en el pecho que o tuvo que dejar de usar por un problema legal. A la hora de buscar un nuevo diseño, llego a atajar con uno de Taz- Mania.
Momento Épico: Jugadas para destacar de Chilavert hay muchísimas, sobre todo teniendo en cuenta las grandes atajadas que tuvo y los golazos que metió.
Por eso elegimos dos. La primera es una tapada terrible a un tiro libre de Maradona, donde el mismo Diego lo aplaude, en un Velez Boca que termino 0 a 0 y la segunda es el golazo que le convierte a Burgos en un Velez River donde el conjunto de Liniers ganaría por 3 a 2.