Arrancó como un chiste. Pero funcionó mejor de lo que esperaba.

La joda es que agarré personajes de Argentina (política y deporte) y los convertí en una carta de Magic. Famosísimo juego de cartas intercambiables que deberías conocer porque en el blog lo agitamos cada cinco segundos y porque es muy cool just in this right moment.

Vía Facebook, el público me hizo llegar su inquietud de que no se conforma sólo con las cartas y que quiere el mazo. Entonces, como el público quiere mazo, le vamos a dar mazo.

La joda de armar un mazo, es que como va a ser algo que lleva cierto laburo y va a tener un costo de impresión, lo bueno sería que aparte de ser un set de cartas chistosas, pueda servir para jugar. Eso implica que:

  1. Primero hay que diseñar las cartas, lo cual no es jodido porque lo hago con una página de internet. Pero en el caso de que lo imprima, voy a tener que ver de como hacer para ajustar la resolución acorde a las necesidades de imprenta porque lo que creo que voy a terminar por hacer escaneos de las cartas.
  2. Ajustar las mecánicas clásicas de Magic con ciertas mecánicas graciosas inventadas teniendo en cuenta el contexto cultural de Argentina. Por ejemplo, se puede reemplazar los “conjuros” por “Decretos de Necesidad y Urgencia”. Esto creo que es lo que más va a costar porque es lo que va a permitir que las cartas sea jugables. Pero por otro lado las cartas tienen que ser graciosas, sino no tiene sentido.
  3. Por último imprimir las cartas y que queden buenas. #AltoBardo.

Es un proyecto ¿Largo?… No lo sé. Nunca hice algo así, pero con la experiencia que tengo como editor de revistas, creo que el proceso puede llevar unos 6 meses tranquilo. Un poco más un poco menos. Lo bueno es que para calmar la ansiedad de las bestias puedo ir subiendo las cartas que vaya armando sin problemas a internet. O por ahí me limo en un par de fines de semana y lo armo. Justo no estoy en un momento que me sobre el tiempo, pero uno nunca sabe, los huecos aparecen.

Mientras voy a usar este post de referencia para todas las cartas que vaya subiendo así las pueden encontrar en un sólo lugar. Sino también las pueden seguir en mi cuenta de Facebook o en la de Twitter.