Las mejores aventuras gráficas las hizo Lucasarts. Aunque no fueron los únicos. Sierra, Adventure Soft y EA también sacaron las suyas. Pero mis favoritas son todas del estudio creado por George Lucas. Monkey Island, Full Throttle y The Dig. Estudio que fue responsable otros clásicos como Maniac Mansion, Indiana Jones, Day of the Tentacle.

A las aventuras gráficas también se las conoce como “Point & Click”. En estos juegos movemos el cursor sobre espacios y objetos haciendo click sobre ellos. Estos juegos son un producto de aparición del Mouse como tecnología y la introducción del cursor en la pantalla. Son un primer intento de adaptar una interface y una tecnología a un tipo de juego.

La jugabilidad

Las aventuras gráficas tenían un estilo de jugabilidad” única. Cuando jugamos el Super Mario Bros sabemos que tenemos que esquivar obstáculos a medida que la pantalla “scrollea” hacia la derecha. Este género se denomina como “plataforma”. Siempre que juguemos una “plataforma” sabemos que nos enfrentamos a algo de ese estilo.

El Age of Empires, por ejemplo, es un juego donde controlamos una civilización dentro de un mapa y tenemos que exterminar a nuestro rival construyendo unidades. Este tipo de juegos se llama RTS (Real Time Strategy) y siempre que juguemos algo del género sabemos que más o menos será así.

En el DOOM personificamos un tipo con armas y munición cuasi infinita que se enfrenta a una horda de enemigos infernales. Estos juegos de tiros en primera persona se conocen como FPS por su sigla en inglés “First Person Shooter”.

Plataforma, FPS, RTS. Son nombres de videojuegos bautizados así por su jugabilidad. En los Point&Click el principal objetivo del juego era destrabar acertijos. Resolver problemas. Entonces, la jugabilidad de las aventuras gráficas es la resolución de acertijos.Todas las aventuras gráficas siguen este esquema en mayor o menor medida. Uno avanza en el juego a medida que resuelve puzzles.

Narración y estética

La narración de los Point&Click surge entonces de la conjunción de diferentes acertijos. A medida que los vamos resolviendo la historia se despliega. Este es otra de las características de las aventuras gráficas. Y puede ser también una de sus mayores fortalezas o una de sus mayores debilidades. Si la historia está buena el juego va a ser un caño. Si la historia es un garrón mejor tirarlo por la ventana y salir a andar en patineta.

Además todos los juegos tienen una estética de 8-16 bits que los hace únicos. No por un capricho nostálgico. Sino por el hecho de tener que diseñar ítems distinguibles (un pollo de goma con una polea) o escenarios con tanta poca información disponible, terminó constituyendo un arte. Sólo es cuestión de buscar en googlepixel art”.

Thimbleweed Park pixel art

¿Dónde las juego?

La mayoría de aventuras gráficas clásicas  se pueden conseguir como abandonware y jugar mediante el ScummVM que es un emulador para la plataforma. También hubo remasterizaciones de clásicos como Monkey Island I y II, Day of the Tentacle y hace poco, el Full Throttle.

Hace unos días Ron Gilbert mítico creador del Maniac Mansion y Monkey Island estrenó un juego nuevo. Es la primera aventura gráfica que Gilbert escribe y produce desde Monkey ISland II:LeChuck’s Revenge. El juego en cuestión se llama Thimbleweed Park y tiene todos los elementos del género. Se puede bajar en Gog.com.

Conclusión

Las aventuras gráficas fueron las únicos juegos que se basaron en resolver puzzles como núcleo de su jugabilidad. Si bien la llegada del 3D los desplazó y no se pudieron adaptar, gran cantidad de juegos se recuerdan hoy como clásicos de la cultura pop. Sumada a su particular jugabilidad, su estética los hizo únicos. Hoy casi tres décadas después de su aparición siguen siendo tan divertidos de jugar como el día que salieron. Todo gracias a su jugabilidad única.