Lifestyle

Estilo de vida guacho

Parripollo not dead

Mientras Kurt Cobain se volaba la tapa de los sesos con una escopeta y las canchas de paddle proliferaban a la vera de las derruidas líneas ferroviarias, otro mítico fenómeno comercial cuentapropista asomaba en el horizonte, el parripollo.

Los noventa, de la mano del retiro voluntario, dieron rienda suelta al auge cuentapropista. Fue la era dorada del sueño de abrir un propio comercio y pegarla. Pero esto hizo estragos en la clase media.

Con el correr de la década hubo un auge de comercios ordenados por el torrente de la moda. Canchas de paddle, videoclub, locutorios, remiserías, canchitas de fútbol y parripollos.

Sopa la mejor opción para la cena

Prólogo

Parece que a todos nos llega la hora en algún momento de escribir un post como si fuese una nota de OHLALÁ!, del estilo “Aprende a sentarte mejor en el pelado” o “Cinco trucos para ser una buena secretaria” o “Las 10 mejores zapaterías de la concha de tu hermana”. Pero para que negarnos, el post boludo tiene un no-se-qué irresistible. Hoy, sí hoy, daremos rienda suelta a ese no-se-qué y bucearemos las profundidades de la boludez.

Que el boludismo(?) nos guíe por esta senda sin retorno. Sin más rodeos culpógenos con ustedes, el post:

paso3

Como hacer una buena sopa:

Sopa. Confieso que le temí por años. Le escapé cual chino al jabón, cual judío a campo de concentración cual radical al gobierno. La consideraba un alimento miserable. Si hasta era sinónimo de hartazgo y mediocridad reflejado en el refrán “otra vez sopa”. Pero oh cruel destino, el castigo del soberbio y el prejuicioso (como yo), es ni más ni menos, que el error. Condena autoimpuesta, por medir con varas demasiado altas la realidad circundante.

Descubrí la sopa el año pasado a raíz de que las cenas venían cayéndome pesadas. Claro, si uno se clava en la cena tres milanesas y medio kilo de puré de papa, no hay manera de que a uno le caiga “liviano”. Como si fuese culpa del peso del alimento y no de la propia gordura.

Como sea, busqué preparar una comida sencilla, nutritiva y liviana. Y ahí di nomás con la querida sopa. Injustamente castigada por Mafalda. La sopa es ahora para mi fuente de alegría ilimitada(?).

Como sabiamente dice el refrán hay que desayunar como un rey, almorzar como un príncipe y cenar como un mendigo. La sopa cuaja de lleno en esta ecuación culinaria(?) porque aplaca el hambre nocturno, pero no te deja reventado.

Te permite dormir bien y con la panza llena. En invierno tiene el plus de ser un plato caliente. Suma la no despreciable condición de combatir el frío. En verano el cantar es otro y no es recomendable ingerirla al menos que uno esté dispuesto a exponer sus testículos(?) a temperaturas más altas que el núcleo del sol.

Como sea, luego de incursionar unos meses en la cocción de sopas me siento capacitado para pasarles una receta bastante buena. Me olvidaba, la última gran virtud de la sopa es que ES MUY BARATA. Todos los ingredientes que lleva son relativamente baratos y con una pequeña cantidad de cada uno se puede sacar BOCHA de sopa. Por todo esto es una comida genial para el hombre soltero.

Sin más boludeo pasemos a la receta.

paso1

 Ingredientes:

  • 1 Puerro
  • 1 Apio
  • 1 Cebolla de Verdeo
  • 1/4 Zapallo
  • 1 Choclo
  • 1 Tomate
  • 1 Diente de Ajo

Opcional:

  • Jengibre
  • Perejil

Cocción:

Bueno la preparación es bastante sencilla, por no decir una boludez. Primero le cortamos las hojas y/o las partes verdes al puerro, el apio y la cebolla de verdeo. Mientras, agarramos una cacerola y le hechamos un toque de aceite de oliva. Mientras se calienta el aceite cortamos el zapallo en daditos y el choclo a la mitad. Medio choclo lo separamos y a la otra mitad le cortamos todos los granos.

Mandamos las hojas verdes, el choclo y el zapallo al aceite unos breves minutos, no más de dos. Mientras picamos lo blanco que nos quedó del apio, la cebolla de verdeo y el puerro. A los dos minutos le mandamos agua fría a la cacerola, un poco menos de un litro. Yo lo hago a ojímetro pero la idea es no ponerle en exceso si no el caldo no se hace bien.

paso2

Una vez que levantó hervor, adentro todo lo blanco y el medio choclo que nos queda. Lo dejamos 10 minutos aproximadamente que se cocine bien. Unos 3 min antes de sacarlo pueden ponerle jengibre y perejil fresco a gusto. También sal y pimienta si les copa. Yo en general cocino sin sal salvo que tenga invitados en casa o que le cocine a mi novia que come con sal.

OFF TOPIC: Dato importante para el hombre soltero. La cocina casera es un arma letal de levante. Si se encuentra en plena situación de cotejo(?) de alguna damisela en peligro NO DUDE UN SEGUNDO en invitarla a comer algo hecho por usted.

Luego de los 10 minutos apague el fuego y sirva en un plato hondo. Yo una vez que lo sirve le agrego un poco de limón. Si, sé que no tiene nada que ver pero a mi me encanta como queda y el contraste de gusto con la aceitosidad(?) del oliva.

Acompañe con un moscato con soda y hielo. Siéntase un abuelo de 90 años y sea feliz.

Hasta la próxima receta(?).

La casita del árbol

Parece que la historia de las casas en los árboles, es tan larga como la humana. Dicen los que saben(?) que nuestro antepasados más lejanos en la linea evolutiva, vivían en los árboles y de esa forma escapaban a sus depredadores.

Puede ser que dicho instinto permanezca en alguno de nosotros y tengamos una animosidad especial por los árboles y el vivir arriba del piso.

A mi me resultan bastante simpáticas. De chico intenté más de una vez tener una en los árboles del fondo de mi casa, pero mis capacidades como carpintero por entonces eran bastante limitadas y nunca pude armar algo más o menos serio.

Vivir en el bosque y creernos robin hood, memoria de épocas pasadas, vuelta a la conexión primigenia(?) con la naturaleza, toneladas de madera, carpintería a todo culo, diseños funcionales y bellos, protección contra depredadores e innundaciones o refugios para apocalipsis zombis, son algunas de las cosas que las casas en lo árboles nos pueden generar.

Sin embargo, el afán de la casa en el árbol, en pleno siglo XXI y todavía con el capital comiéndonos el hígado, alcanza formas de las más variadas y encontramos dicha práctica en ambos extremos de la linea productiva.

Tal es el caso de este hotel sueco, treehotel.se , que utiliza todo lo que la casa del árbol simboliza como excelente estrategia de marketing, consiguiendo un resultado bastante groso en cuanto a arquitectura se refiere, los dos modelos que más sorprenden son el cubo de espejos y el nido de pájaros:

364_mirror_cube_exterior_1a

664_mirror_cube_exterior_22a

birdnest_treehouse_sweden_interior

349_mirror_cube_interior_8a

birdnest_treehouse_sweden_exterior

No se queda atrás este emprendimiento de un par de canadienses llamados “free market spirit spheres” (http://www.freespiritspheres.com) que llaman la atención por su forma de esfera perfecta, aunque el diseño del mobiliario y sobretodo las sábanas(?) acusa un poco la edad que tienen. Están en el negocio de los hoteles/casa-del-árbol desde el 95. Pioneros:

treehosue_sphere

treehosue_sphere_interior

La que sigue a continuación, creo, es la más bella de todas. La historia atrás de ella es bastante singular. En línea con el ansia ecologista/libertaria de “Into the wild” y el espíritu de Alexander Supertramp , el creador de esta casa es un ex-programador canadiense que se quedó en la lona, y decidió dedicarlo su tiempo libre a la construcción de una casa en el árbol en el medio del bosque propiedad del gobierno canadiense.

Más allá de la snobeada primer mundistas del asunto, hay que sacarse el sombrero con el tipo, que pasó de no saber un carajo de carpintería a armarse una casa de la concha de la lora en el medio del bosque en el lapso de una año. Una muestra de lo que puede el espíritu humano cuando hay tiempo libre, convicción y pasión en lo que se hace. Pueden leer la historia completa del tipo en su blog (thehemloft.com/the-story/ )pero acá lo que importa(?) son las fotos:

hemloft_treehouse

hemloft_treehouse_exterior

hemloft_treehouse_exterior_2

hemloft_treehouse_exterior_3

hemloft_treehouse_exterior_night

hemloft_treehouse_interior

hemloft_treehouse_interior_2

hemloft_treehouse_kitchen

Y la tercera posición entre el marketing y el jipismo, como no podía ser de otra manera es la de una compañía alemana llamada Baumraum. Fieles a la raza aria tradición que los caracteriza, el diseño y la funcionalidad de las casas asombra. Va, te caes de culo, así de una, sin dudarlo un segundo. Con ustedes, las fotos:

aeckerle06_600x481_90f

aeckerle07_600x481_90f

aeckerle08_728x1000_90f

erle02_600x408_90f

erle05_600x417_90f

erle06_600x400_90f

erle08_600x450_90f

frosch01_600x412_90f

frosch02_600x417_90f

frosch04_600x400_90f

frosch12_665x1000_90f

kupferkubus1_600x400_90f

kupferkubus6_600x400_90f

louisa4_600x400_90f

louisa6_600x400_90f

mainblick2_600x400_90f

mainblick3_600x400_90f

mainblick4_600x342_90f

solling2a_600x400_90f

solling6a_600x400_90f

solling8a_600x400_90f

tegernsee1_728x1000_90f

tegernsee9_600x450_90f

wencke1_600x433_90f

wencke4_600x437_90f

wourld1_600x401_90f

wourld2_600x400_90f

wourld8_600x400_90f

Y como en la era del hype no podía ser de otra forma, Taschen, sacó un libro con las mejores casas del árbol del planeta. Acá el link!.

Ya saben cualquier cosa que sepan al respecto, les interese comentar o quieran aportar, abajo pueden darle rienda suelta a sus dedos y comentar!

Cactus con Flor Blanca

tomates

Entre las plantas de mi acotado, pero querido jardín, tengo algunas cosas que me van regalando los amigos y familiares. Mi jardín se armó , casi,  sin querer. Arranqué con esto de la jardinería, cuando empecé a cultivar faso.

Claro que después de la primera cosecha, me quedó bocha de tierra y no sabía qué hacer. Volver a usarla para la marihuana no se recomienda. Así que pensé: “bueno boludo, tenés tierra, tenés macetas poné plantas”. Así es que fui recibiendo algunas plantas de amigos, de mis viejos y de algunos vecinos. De a poco fui cultivando otras plantas y encontrando placer en el cuidado de las mismas. El hecho de llegar de un dia de estudio y laburo, subir descalzo a la terraza, poner la manguera y rociar las plantas con abundante agua, me calmaba mucho y sobretodo, me daba paz.

Lo que descubrí es que la tierra que preparaba para la marihuana, después funcionaba muy bien para cualquier otro tipo de cultivo. Porque si bien no tenía la cantidad de nutrientes necesarios para una segunda cosecha, tenía excelentes nutrientes para cualquier otra planta.

Cactus con flores blancas 2
Cactus con flores blancas 2

En fin, en la terraza todo empezó a crecer, y mucho. Las macetas de 30 litros que uso, resultaron ser de lo mejor para meter cualquier planta. El riego diario y el sol constante, hicieron el resto del trabajo.

Una vez que ya estaba más metido en el tema, empezé a reciclar los restos orgánicos de la comida y a hacer mi propio compost. Me compré 50 lombrices californianas por Mercado Libre y construí mi recicladora orgánica. Más jipi imposible. También tengo algunas crasas que me regaló la vecina de abajo. Hablar con los viejos de plantas es un éxito. Con viejos copados obvio, hay otros viejos que mejor ni mirarlos porque te consumen el alma.

Algunos amigos me regalaron cactus. Mis viejos me regalaron un ficus, bastante hecho mierda pero que ahora es un lindo arbolito. De la oficina me afané una santa rita que estaba abandonada. Ahora florece todas las primaveras. El verano pasado cultivé unos tomates cherrys que me trajo mi cuñado y dieron un resultado zarpado. Saqué bocha. Tal es así que me quedé con las semillas que me dieron los tomates y hoy tengo una exagerada cantidad de plantines de tomates listos para crecer en el verano. Los tomates ni hace falta decir, salieron del carajo.

Por otro lado, mi suegra me regaló tres esquejes de jazmines de los cuales uno sólo sobrevivió al invierno y hoy está en pleno crecimiento. Patricio, otro amigo, recio caballero de villa luro, que también cultiva en secreto un bello jardín, me regaló unas suculentas increíbles que por esta fecha están floreciendo. Este año, por mi cuenta sumé una planta de lavanda, que se volvió un arbusto enorme, sumé unas alegrías del hogar, que ya coparon la maceta de 30 litros. Amén de los yuyos que en esta época del año salen sin parar de cualquier parte, algunos de ellos muy bellos y que me da cosa cortar.

Cactus con flores blancas
Cactus con flores blancas

Pero hace cosas de dos semanas, subí a la terraza como hago casi todas las tardes, a regar mi jardín. Ahí me encontré que uno de los primeros cactus que me regalaron estaba sacando unas protuberancias peludas de uno de los conjuntos de de espinas que tiene. Grata y enorme fue mi sorpresa cuando ayer, subí a regarlas y ví que las protuberancias no eran ni más ni menos que los tallos de unas flores increíbles que acababan de abrirse. Otro de los cactus que tengo estaba florecido, pero con unas florecillas bastante pequeñas, este en cambio se mandó mansa flor. En fin. Las flores estas son geniales, porque tardan en crecer algo así como una o dos semanas en crecer, pero cuando se abren sólo duran una tarde o una noche, como mucho.Me sigue pareciendo algo increíble que de una cactus pueda crecer semejante flor y no quería dejar de compartirlo con ustedes.