Las revistas de casas, de livings, de espacios arquitectónicos que rozan irremediablemente con el render 3D, las cátedras de urbanismo, jamás las mencionan. Aunque sean la mayoría del espacio urbano. Las paredes mugrosas, sucias y manchadas por la lluvia (¿ácida?) y el ollín, que marcan el simple paso del tiempo. Corroídas algunas por el óxido, lejanas de su esplendor a estrenar. Testigos del único juez de esta dimensión, el paso del tiempo. Feas por definición, abandonadas. Invisibles y ajenas, partes de atrás, o de adelante, no importa su faz porque están sucias, feas y olvidadas. Nadie las pinta, las lava ni las acaricia. Están ahí. Así como pueden, luchando contra la intemperie, la erosión y la mugre. Pierden, todos los dias, la batalla del mantenimiento.

_MG_4507