Juan Ruocco autor de vdpraxis
Juan Ruocco autor de vdpraxis

Mi nombre es Juan Ruocco. Nací en 1987. Vivo en Agronomía. Soy guionista, periodista freelance y estudio filosofía. vdpraxis es mi blog personal. Aunque a veces también invito amigos a escribir. Antes que este tuve varios blogs. Pero en 2011 armé Vdpraxis y desde entonces escribo acá.

El inicio de vdpraxis

Desde chico flashié con cosas del estilo ¿Porque un tenedor se llama tenedor? ¿Porque sirve para sostener cosas? ¿Tiene el nombre que ver con su función? ¿O es solamente una convención?

A raíz de esto descubrí que me encanta entender cómo funcionan las cosas, cómo funciona el lenguaje y cómo eso influye en lo que creemos acerca del mundo. De grande empecé a estudiar filosofía. Era eso o ser un infeliz. Decidí dedicarme al hippismo(?), a “cagarme de hambre”, pero por lo menos a encontrarle respuestas a lo que me venía partiendo el cerebro desde chico.

Entonces descubrí que la filosofía no tiene muchas respuestas para nada, sino que es una fuente constante de preguntas. Cada intento de definir a la filosofía dispara una nueva corriente filosófica perpetuando así la confusión, pero también perpetuando las preguntas.

Impulso vital

Para mí la filosofía es un impulso vital. Es la necesidad de preguntarme cosas sobre el mundo, intentar entender cómo funcionan o fracasar en el intento. En este camino conocí un montón de gente muerta que escribió libros rotulados como “filosofía”. Con varios de ellos sentí que compartimos este sentimiento.

De ellos tomo prestadas ideas, conceptos y razonamientos que me ayudan a resolver algunas preguntas y a formular un millón más. Por citar algunos  Sócrates, David Hume, Ludwig Wittgenstein, Antonio Gramsci y Donald Davidson. Pero vdpraxis lejos está de hacer filosofía entendida como una disciplina académica. Para eso hay otros muchos y mejores.

Mi intento es darle rienda suelta a ese impulso vital que se alimenta de lo que tiene a mano. Un videojuego, una foto, una carta de Magic, un libro, una película, una pintada en una pared, un parripollo, una plaza o un lugar en el barrio. Todas estas cosas no son más que disparadores, excusas para preguntarme cosas acerca del mundo. Cosas que están a mano y son cotidianas para alguien de clase media como yo. Cosas de barrio.

Por eso Vdpraxis es filosofía desde el barrio.

Por que es VdP (Villa Del Parque) + Praxis (que era la forma en que Gramsci llamaba a la filosofía).